Los bancos demoran créditos

Los bancs demoran créditos para sueldos y las pymes quedan al borde del colapso

Muchas empresa en una no logran acceder a los préstamos al 24%. Los bancos exigen que el Central reglamente la garantía de los créditos.

Pese al anuncio oficial de la puesta en marcha de una línea de crédito especial a una tasa del 24% para el pago de sueldos, los bancos aún no han implementado de forma amplia el otorgamiento de los préstamos, sobre todo a las empresas que están con mayores dificultades debido al parate económico provocado por la cuarentana preventiva y obligatoria.

Sin embargo, son muchos los casos de los empresarios que al consultar a su oficial de cuentas se encuentran con la misma respuesta: “Todavía no lo implementamos”. En otros casos, los bancos no acceden a prestar el dinero porque la empresa que ya tiene línea de crédito abierto, ya no tiene saldo prestable para tomar.

Desde los bancos explican que, si bien el Banco Central sacó una comunicación, aun no reglamentó cómo será la garantía de los créditos, por lo que en las entidades se cubren y no prestan a las empresas que no cumplen con la calidad crediticia.

Aferrados a su normativa crediticia, los bancos no contemplan ni siquiera situaciones especiales. La frustración de los empresarios se repitió por doquier, y a lo largo de todo el país. “No es un tema de bancos privados, los públicos tampoco nos dieron respuesta ante esta situación”, enfatizó con bronca un empresario con décadas de vaivenes económicos sobre el lomo.

El dueño de una pyme con más de 30 empleados, peregrinó por una larga lista de bancos para conseguir los $2 millones necesarios para hacer frente a su nómina salarial. Le fue imposible. “Acá, tenés cero chances, el año pasado perdiste plata, tu patrimonio neto es negativo”, le dijo un ejecutivo de cuenta de un banco público con respecto a la línea lanzada por el Banco Central. En un privado, de forma similar “imposible, no sos ciente y encima debés impuestos”. Las negativas se extendieron durante todo el día. Con más de 50 años de existencia, y cliente bancario de varias décadas, cerró el viernes mascullando bronca.

Otro empresario pyme fue a un banco público. “Hoy recién lo implementaron, pero tenés que entrar a la página y te pide varios requisitos, y recién lo veo yo, todavía no me llegó ninguno”, le contestó el empleado bancario. Otro que terminó la semana cabizbajo, con la preocupación hecha carne, y sin saber cómo conseguir la “guita para pagar los sueldos, los muchachos me consultan todos los días cuándo van a cobrar”, relató.

“Al finalizar estas dos semanas vamos a ver qué empresas quedan en pie, con las que pueden o no pagar los sueldos”, dice con resignación un empresario en diálogo con Ámbito. Otro, también con tono lacónico explica: “No puedo acceder al crédito, en este momento no se pueden analizar con la misma vara de siempre, es una situación excepcional”.

Pero no todas fueron derrotas. Aunque tampoco victorias. Bueno, en todo caso un empresario logró una victoria pírrica en el escritorio de un banco en la provincia de Tucumán. La historio sencilla. El dueño de una pyme consiguió que les prestaran los casi $700 mil necesarios para afrontar el pago de sueldos a la tasa del 24%. Se sabía un privilegiado, pero cuando el ejecutivo de cuenta le entregó el resumen, ahí sintió la furia provocada por la voracidad estatal. Es que el impuesto a los sellos de la provincia norteña le llevó $28 mil. Además, llegó la letra chica, y el Costo Financiero Total Efectivo Anual (CFTEA) llegó a 31,5%, casi 8 puntos más que la tasa que promete el Banco Central. El empresario, tomó el crédito y bramó: “Tenés que sacar un crédito al 24% para ser responsable pagando sueldos y la provincia te ayuda cobrándote impuesto de sellos”.

Más allá de las explicaciones que dan los bancos, la realidad es acuciante para muchas empresas que están en una situación sumamente delicada, con dos semanas en las que no tuvieron ningún ingreso, máxime en los casos en donde con la apertura del clearing bancario decida por el Banco Central, tuvieron que salir a cubrir cheques diferidos de proveedores.

En este escenario más de 80 Confederaciones, Federaciones, Cámaras y Agrupaciones Empresarias pymes de todos los sectores productivos del país plantearon que “el Banco Central modifique normativas para que el banco pueda operar de forma automática y no tenga ninguna traba para facilitar el acceso a esta operatoria a clientes que venían operando normalmente, independientemente de que tuviesen carpetas presentadas”.

Mientras tanto, el Banco Central saca medidas a cuentagotas, y el Ministerio de la Producción no termina de dar una solución amplia e integral a los planteos empresarios. “Están corriendo el problema de atrás”, se confesó ante Ámbito el titular de una de las cámaras más importantes del país.

Habrá que ver cómo continúa al aislamiento más allá del 12 de abril, pero con casi un mes sin ventas, los empresarios que ya están haciendo lo imposible para cubrir los sueldos y las obligaciones de marzo, no saben cómo harán para cumplir con sus compromisos el próximo mes. “Para mayo el panorama es más negro, no queremos ni pensar cómo vamos a seguir”, dijo el dueño de una pyme textil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s