El rojo aumenta

El rojo aumenta por el pago de intereses.

El déficit financiero del mes pasado se ubicó en 76.224 millones de pesos el mes pasado, una suba anual del 36,5 por ciento. Mientras que el gasto primario del Estado nacional subió un 42,5 por ciento, unos 10 puntos por debajo de la inflación.

El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza.
El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. 

En septiembre se produjo un déficit primario en las cuentas públicas de 25.368 millones de pesos, lo cual implica una desmejora del 11 por ciento frente al resultado del mismo mes del año pasado. En tanto, la factura de los intereses de la deuda subió en el interanual un 54,1 por ciento, de 33 mil millones a 50 mil millones de pesos, con lo cual el déficit financiero se ubicó en 76.224 millones de pesos el mes pasado, una suba anual del 36,5 por ciento.

En el período enero-septiembre, el resultado fiscal primario muestra un déficit de 22.892 millones de pesos, una fuerte mejora en relación al déficit primario de 153.315 del mismo período del año pasado. Sin embargo, ese resultado casi neutro de las cuentas fiscales entre enero y septiembre cambia de color al incorporar los intereses de la deuda, que subieron un 107 por ciento en el interanual. El déficit total en estos nueve meses es de 456 mil millones de pesos, lo cual equivale al 2,1 por ciento del PIB.

En septiembre, el gasto primario del Estado nacional subió un 42,5 por ciento, unos 10 puntos por debajo de la inflación. Ese resultado se explica por el avance del 29,1 por ciento en “Otros gastos corrientes” como los subsidios económicos, transferencias a provincias y salarios. Los gastos de capital subieron 35,9 por ciento y las prestaciones sociales avanzaron un 51,9 por ciento. Dentro de éste último grupo se destaca la suba del 56,7 por ciento en jubilaciones y pensiones, que contrasta con el alza del 35,1 por ciento en la AUH.

Los ingresos subieron en septiembre un 45,7 por ciento gracias al impacto de las retenciones a las exportaciones, que mejoraron su performance en un 138 por ciento a partir de la devaluación y del avance de la cosecha frente al período de sequía de la campaña anterior. En cambio, la recaudación proveniente del IVA subió apenas un 35,1 por ciento; las contribuciones a la seguridad social, un 32 por ciento y el impuesto a las Ganancias, un 17 por ciento, lo cual muestra el impacto de la crisis sobre los recursos fiscales que están vinculados a la marcha del mercado interno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: